jueves, 23 de septiembre de 2010

Vuelvo a caminar

Hoy, temprano por la mañana y después de mucho tiempo, he vuelto a caminar largo rato con mi perra.  Como siempre que camino, he tomado varias decisiones. Estoy contento. Hoy es el día de la primavera. Ahora riego el  jardín mientras espero que hierva el agua que he puesto en la tetera.

Café por la mañana. Pan pita integral en la tostadora. Mantequilla Laive (eso no debería), mermelada de piña endulzada con yacón (Chío estaría orgullosa). Hoy tengo una larga jornada. Me gusta todo lo que estoy haciendo en estos días. Estoy contento.

Los cursos que dicto en Barranco están llenos de gente talentosa e inteligente. Aprendo de sus dudas, de sus preguntas. Aprendo del alma humana. De las pujas internas. Aprendo de mí. Por los retos que me ponen, comienzo a decir cosas nuevas, descubro nuevas maneras de explicar las mismas cosas. Quizás en eso consista ser maestro.
Me gustan mis clases en Barranco pero, con pena lo digo, este año ya no voy a dictar más por allá. Me voy a concentrar en montar mi Escuela de Desarrollo de la Inteligencia Empresarial en Lima Norte. A Barranco volveremos en el 2011. Si pues, ya lo entendí. esa es la principal novedad de la caminata de hoy. Yo dictaré los cursos intensivos de los fines de semana. Por lo menos al comienzo.

Hoy mi día es intenso. Tengo larga jornada con una empresa que asesoro y que me ha planteado un reto grande. La empresa quiere crecer, pero para crecer necesita ordenar todos sus procesos. ¿Cómo ordenamos todos los procesos en dos meses? Tatatatán. Quinta sinfonía de Bethoven.

Y al final de la tarde me reuno con el personal - y sus parejas - de uno de los mejores restaurantes que se ha abierto este año en el Perú. Vamos a conversar sobre como debe uno manejar la economía familiar. Me encanta como este restaurante se preocupa de su equipo. Y me encanta el espacio y también, por supuesto, comer ahí.

Buenos días.

Pdta. Las hortensias están floreciendo, hay botones que anuncian que pronto habrán rosas en los rosales. Y he puesto unas lentejas en la olla. ;o)


El primer Curso Intensivo se dicta el 9 y 10 de octubre. Toda la info en http://www.diempresa.com/


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta leerte en este blog y los demás, me encanta que seas profesor porque ¡disfruto mucho tus clases! Gracias,

LA

genia dijo...

He leido tu relato mientras los tonos de Vivaladi refuerzan los rojos del otono que reinician por estos lares. El sol ha salido esta ultima semana...y en medio de ella tu propuesta y palabaras. El Maestro da por que percibe,por que es honesto consigo mismo y su entorno. No es esto asi de sencillo?Percibi paz y alegria en tu persona. Las manzanas rojas que cuelgan frente a mi lucen aun mas rojas.

Tati dijo...

Holaaaaaa, ayer de casualidad encontré este blog y con mucha curiosidad lo leía; conforme repasaba cada párrafo de: "Vuelvo a caminar", la alegría y fascinación me fueron invadiendo. Descubrir una persona que disfruta con intensidad la vida sin la angustia de las prisas y urgencias, que sabe elegir entre lo importante de los urgente, que se siente presente en el ahora... es emocionante.

Hoy por la mañana, leía un poema de Mario Benedetti "Arco Iris" - que siempre cargo en el bolsillo- y meditaba en lo que uno puede lograr y trasmitir cuando opta por ver la vida con ojos de paz y alegría, hace milagros en uno y en quien se cruza en su camino. Y conforme pasaba la mañana, rumiaba cual bovino que no tiene prisas, cada palabra del poema y de repente una idea loca empezó a dar saltos como un arlequín desenfrenado, se me ocurrió ¿y si saliera un periódico de sólo buenas noticias? ji,ji,ji ¿que pasaría?. Uhmmm locuras mías.

Gracias por compartir con el mundo tus reflexiones y vivencias, lograste que viera un arco iris en el cielo.

Ahhh, ¿dime como haces para que tu hortensia florezca?, la mia todavía no se atreve a florecer, esta toda coquetona con su traje verde pero de flores nada que ver.
Uyy la mantequilla si que es full colesterol, aunque es riquisisima, la bendita.
Sabes lo que yo hago todas las mañana para cuidar mi salud, ni bien me lenvanto tomo 1 litro de agua hervida fria, mastico una porción de yacon e inmediatamente hago ejercicios de respiración en el jardin y luego ejercito mi cuerpo unos 20 min, ya despues de una hora, desayuno una taza de hojuelas de quinua sin dulce con dos pancitos chinos con queso o aceituna y con vitalidad y muchas ganas me voy a laborar.

Hasta pronto.
Tati.

Tati dijo...

Hola otra vez Tati, pensaba en el titulo de tu relato y no se porque trajo a mi mente y se quedo fijado alli (será quizas por que yo tambien "Vuelvo a caminas"); la imagen de una mujer que hace mucho tiempo vi, en mis caminatas obligatorias que hago a diario rumbo a mi trabajo. Vi a esta dama hace 5 años aproximadamente paradita en un esquina, me llamo mucho la atención por que la veia, avergonzada, triste, con la carita gacha, me la quede mirando mientras caminaba, en su rostro se tralucia un rostro limpio, inocente, sufrido pero limpio, con su ropita de mujer decente; asi pasaron muchas idas y venidas que la veia siempre paradita en aquella esquina; yo me preguntaba ¿que hace alli? no podia creer lo que era evidente; hasta que deje de verla por que cambie de rumbo por que me daba mucha pena. Luego de casi 5 años la volvi a ver pero aquella mujer ya no era la que conoci aquella mañana de un dia que no recuerdo, era una mujer vieja, con un rostro duro, con rencor en la mirada y esa tristeza sin esperanza. Esto me dolio mas por que quizas pude hacer algo y no lo hice.
Peque de omisión...quizas aquel dia que la vi por primera vez debi acercarme y solo decirle quizas NO LO HAGAS, HAY ESPERANZA, no lo seee. Esto me duele mas que ayer.
Cuantas veces dejamos pasar el momento preciso y nos pasamos de largo por miedo, por que no es nuestro problema, quizas si dijeramos algo las esperanzas en un ser agobiado se rescatarían.
Esto lo comparti con alguien en el trabajo y solo se me quedo mirando y paso de alto, por Dios es que acaso la indolencia se ha institucionalizado. Mi corazon me sigue doliendo y esta sangrando y me pregunto ¿que hago? no, no , no quiero algo que anastecie mi alma sino algo que cure a esa mujer que deje pasar y no hice nada cuando debi.
Perdona si te apeno con esto pero lo que quiero es que nos sigamos aplicandonos silocaina a nuestra alma. Se que muchos lo leeran por ello me aprovecho de este medio.
Tati.

Axel dijo...

Gracias Juan por tu colaboración con los "piratas de Axel". http://piratasdeaxel.wordpress.com/2010/10/04/miedo-a-mirar-las-estrellas/#comments

Te seguiré leyendo... y de vez en cuando dejaré mi huella por aquí.
Yo también necesito VOLVER A CAMINAR.

Un afectuoso abrazo.
Tomás.