jueves, 24 de diciembre de 2009

La abundancia

Me dicen que las tortugas traen abundancia. Tengo una desde setiembre. Me la dejó L cuando se estaba despidiendo. Al principio, pensé que el mejor hogar para la tortuga era el jardín de afuera. La tortuga estaba tímida y en ese espacio podría construir un habitat al margen de quienes poblamos esta casa. Pero luego pensé en que mejor era integrarla. La pasé al jardín posterior que es más expuesto, sin muchos lugares como para esconderse.
Su cambio de comportamiento fue evidente e instantáneo. Mi tortuga se ha vuelto muy sociable. Ya no se asusta ni conmigo, ni con Vala - mi perra -, ni con las personas que vienen a mi casa y entran al comedor (que en realidad es mi escritorio desde que llegó la primavera).
En el jardín de atrás podemos mirarnos mutuamente.
En pocos días la tortuga pasó de tímida a exhibicionista. Y eso me encanta. Que la gente y los animales se suelten y actúen libremente. Por lo menos en mi casa :o). Y con la tortuga fue inmediato una vez que pasó al jardín de atrás. Ella ya no se esconde, ya no mete la cabeza ni se oculta dentro del caparazón, ha perdido el miedo. Ni cuando me acerco, ni cuando me agacho, ni cuando Valita la explora. Ni cuando otra persona se acerca a verla.
Me encanta verla caminar por el césped mientras trabajo. Me encanta el movimiento de sus piernas no sólo cuando camina. A veces las estira como modelo piernas largas. Las tortugas bostezan. Me encanta ver bostezar a la mía.
Ella ha perdido el miedo a comer, al comienzo no me aceptaba ni una lechuga. Antes de ayer vino D con su hijo J y me preguntó que que le daba de comer. Nada - le respondí - come pasto. Y con sus exclamaciones felices de siempre D - dijo - Shoan! tienes que darle plátano, manzanas. En ese momento, por suerte, habían manzanas. Así que presta D y J se pusieron a cortar manzanas. La tortuga acudió y nos regaló una atragantada de manzanas.
Disfruto de estos espectáculos como de las rosas que han nacido a montones en mi jardín o de ver la maceta que nuevamente promete un florero de muchas muchas hortencias.

Abundancia
Y ahora R me dice que las tortugas traen abundancia. Y yo pienso en la abundancia que deseo:
Deseo amor de pareja en abundancia.
Deseo abundancia de armonía en mi vida.
Deseo risas en abundancia, compañerismo, amistad, buenos momentos en abundancia.
Deseo buenas conversaciones en abundancia.
Deso tomar buenas decisiones en abundancia.
Deseo trabajar haciendo el bien en abundancia a mucha mucha gente.
Deseo que mis amigos tengan felicidad en abundancia.
Deseo que las mujeres que amé y me amaron sean felices, tengan paz y amor de pareja en abundancia.
Deseo que gente en abundancia descubra que puede ser feliz en abundancia y que su felicidad les lleve a hacer cosas buenas en abundancia.
Deseo ayudar en abundancia a que eso ocurra en abundancia.

Besos abundantes,abrazos abundantes.

martes, 22 de diciembre de 2009

¿Por qué no puede moverse el ser inmóvil?

Frente a mi se encuentra el ser inmóvil. Lo reto a moverse pero no puede. Me gustaría que le llegue la sangre a la cara, al corazón, a las manos, a su vientre, a sus pies, que sienta un sentido de urgencia frente a algo.
Pero no.
No puede.
La sangre no fluye o si lo hace, lo hace de manera imperceptible para mi y para el mismo, la sangre fluye tan lentamente que no logra tener la potencia para moverlo.
El ser inmóvil está ahí, frente a mi, petrificado como estatua en la Isla de Pascua. Una gran cabeza que ha enterrado el cuerpo frente a un paisaje hermoso, el mar: la fuerza en movimiento.

El ser inmóvil sufre. Por lo menos este que tengo al frente no ha nacido para contemplar. Le encanta el mar, quisiera nadar. Sufre porque quiere pero aún no puede moverse. Entonces viene y se sienta frente a mi.

Y yo pienso si tienen sentido las palabras.
Si tiene sentido hablarle a su gran cabezota. Dudo. Esa cabezota ya tiene demasiada información, las palabras la entretienen pero no sirven. Ha estado muchos años pensando y pensando.
A solas.

Por eso creo que hay que desenterrar el cuerpo. Pero desenterrar el cuerpo tiene un problema. El cuerpo adormecido del ser inmóvil no va a poder sostener la cabezota si lo desentierro muy rápido. Es probable que pierda el equilibrio, se caiga y se rompa en mil pedazos antes de poder echarse a andar.
Pascua.
La imagen de la isla de Pascua ayuda.

Por eso creo que hay que hacer circular la sangre primero. Hay que hacer que bombee fuerte el corazón. Hay que limpiar las articulaciones, activar los músculos.

Miro al ser inmóvil: es harta chamba - pienso -.

Sentido de urgencia

Lo que mueve a la gente que hace cosas es el sentido de urgencia. ¿Pero qué pasa cuando uno no tiene ese sentido?
No se.
¿Cómo se construye un sentido de urgencia?
No se.

Ya, pero dime ¿qué es el sentido de urgencia?

En lo básico es la responsabilidad por uno mismo y por los que dependen de uno.
Me urge comer porque sino muero de hambre.
Me urge conseguir comida a mis críos porque si no se me mueren.
Pero hay otros sentidos de urgencia, las ganas irrefrenables:
De hacer algo.
De crear algo.
De ofrecer algo.
De demostrar algo.

Me gustan las urgencias de la gente de bien, detesto las urgencias de la gente de mal. Pero parece que muchas veces las urgencias de la gente de mal son más poderosas que las de la gente de bien. Pero eso es un cuento para después.

El Test para descubrir si soy un ser inmóvil
- Pienso en hacer, no hago.
- Tengo proyectos, no obra.
- Pienso en el amor, no amo.
- Pienso en lo que tengo que decir, no lo digo.
- Pienso en lo ideal, no lo construyo.
- Quiero mostrar pero me gana la vergüenza.

Seres inmóviles ¿Cuándo se petrificaron?
El que mira para atrás se convierte en piedra.
Eso dicen los cuentos.
¿Vivir mirando para atrás?
Y atrás no hay pasos tuyos
Sólo hechos de una infancia que fue dura.
Tu infancia ya es bien lejana.
Pero domina tu vida.
De ahí, hasta hoy
¿qué?
¿qué hay de ti?
Leo tu historia en tu cabezota.
No en tus hechos.
No hay huellas que den cuenta de tus pasos.
Cabezota de Pascua
Hacer aunque uno falle. Hacer, fallar, hacer mejor, mejor, mejor, mejor.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Identidad peruana

Una boca enorme de labios oscuros y carnosos pregunta en la Plaza de Armas de Lima mirando de frente al palacio de gobierno ¿Qué es lo peruano? ¿Qué somos? ¿Cuál es la identidad peruana?. Dos días después, otra boca, pequeña, de labios rosas y delgados, pregunta lo mismo sentada en una banca de un parque de Surco ¿Qué es lo peruano? ¿Qué somos? ¿Cuál es la identidad peruana?

Las dos bocas sufren como todas las bocas en el Perú de discriminación. Las dos bocas dicen que no se les reconoce el derecho de ser peruanas. Una por su tez oscura, la otra por su tez blanca. Lo mismo ocurriría si hubiese conversado con bocas marrones, amarillas, rojas, verdes. Las bocas peruanas sienten que las descalifican pero también se descalifican unas a otras.
Esa es una de las grandes anomalías del Perú. Por no decir que es una de las grandes huevadas que tenemos que resolver.

Sentido de pertenencia

Pertenezco a este país. Me gusta mi país. Me siento confortable con mis paisanos. Puedo ir de un lado a otro, entrar en cualquier casa, sentarme en cualquier mesa, hablar cualquiera de nuestros idiomas, bailar cualquiera música y sentirme cómodo. ¿Cuántos podemos decir esto en el Perú? ¿Cuántos tenemos la posibilidad de ser aceptados como iguales en cualquier lugar de nuestro país?

Y estas bocas preguntan ¿Qué hay que hacer? ¿Cómo se genera identidad? Y miran a Palacio de Gobierno y Palacio de Gobierno no contesta y se miran a si mismas y no saben que contestarse.

¿Qué hay que hacer gente? Para salir de una vez por todas de la discriminación entre nosotros. Esa que anula. Que nos mantiene en guetos. Esa discriminación que impide que fluya la energía, que impide que seamos más felices.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Un ser de orejas enormes

Un ser de orejas enormes aparece en casa. Llega. No pregunto. Acepto. Abro la puerta. Es raro ver caminar a dos orejas en un cuerpo pequeño:
- Vengo a escuchar. Por favor habla, habla y habla. Cuanto quieras, de lo que quieras, de lo que necesites. Te escucho. Te acompaño. Habla sin medirte. Bebe si quieres.
Bebo. Beber afloja la lengua. Para hablar de verdad es bueno tener la lengua suelta. La lengua es dominadada por el cerebro. El cerebro es mandón y autoritario. El cerebro castra. El cerebro es un ser contenido. Inteligente pero timorato. Si tu lengua sólo está conectada a tu cerebro, estás cagado. Si dejas que el cerebro maneje tu lengua siempre vas a hablar correctamente. Siempre correctamente, ¿pero qué ganas con eso? Por eso, la lengua tiene que estar conectada con tu alma y con tu corazón. Alma y corazón amplian la capacidad de comunicar de la lengua. Si tú bloqueas los canales con los que tu alma y tu corazón pueden hacer hablar a tu lengua puedes podrirte y no hay cerebro que te salve. Y no hay matices en tus palabras. Y no eres real. Te conviertes en un cojudo más de esos que puedes meter en una caja y vender al por mayor. Un molde repetible.

El ser de orejas gigantes ha achicado su boca para que no se le escape palabra. Ha
achicado su boca pero no sus ojos que miran atentos. Sus ojos también tienen orejas. Sus ojos miran, se conmueven, son una orquesta que acompaña mis palabras.

El ser de orejas gigantes es prudente. Se va a tiempo. Ya hizo su trabajo. Me ha dejado mejor.

jueves, 3 de diciembre de 2009

¿Es que acaso no te está pasando nada nuevo?

Me reclaman que escriba de manera más frecuente en este blog. ¿Es qué acaso no te está pasando nada nuevo digno de contarse?
Buena pregunta que encierra una paradoja.
A veces, uno escribe cuando ya todo es antiguo y está en calma, cuando tiene tiempo de mirar hacia atrás. Cuando aparecen cosas nuevas, más bien, uno no las escribe, las vive.
Y yo estoy acostumbrado a vivir de manera intensa.

Ahora, por ejemplo, tengo una avalancha de nuevo trabajo: paso el día haciendo informes, elaborando propuestas; por lo demás, sigo atendiendo, aunque menos, a empresarios, artistas, profesionales independientes que desean mejorar sus perspectivas económicas. Creo que en estos dos últimos meses me he sobreexigido un poco. Y en los últimos días bastante más.

Por otro lado, se ha ampliado por estos meses mi radio de acción a generar programas para enfrentar el alcoholismo en comunidades con presencia de actividades extractivas y con programas de responsabilidad social que desean que sus grupos de beneficiarios mejoren su economía.

En cierta medida, todo este 2009 ha sido en términos laborales un año de transición que ha implicado sentar las bases para un giro en el modelo de mi negocio.

He estado también ocupado en reflexionar acerca de las actitudes, prácticas y temores de mi bobo corazón, interesantes descubrimientos aunque parciales aún, así que sigo en ello. Ya habrá reporte oficial. Si acaso.

Trabajé mucho con los campesinos cercanos a Marcará en el Callejón de Huaylas, ha sido mi acción de responsabilidad social más importante del año. Viajar cada mes para generar un concepto de desarrollo, formar a los campesinos y ver sus caras lindas mes a mes ha sido, probablemente, tan bonito como estar acostado mirándole la cara a la bella durmiente; tengo un hijito ahí, que espero crezca fuerte y sano. Debo confesar que en los últimos tres meses lo he abandonado. Son los Bancos Campesinos que he ayudado a formar. Me gustaría tener más tiempo para poder ir, pero en estos últimos meses el tiempo me es escaso.

Se me ha dado por ser alumno también. Ahora tomo clases de improvisación con Rita Fernández y clases de dramaturgia con César de María. Me gustan ambas, me alimentan mucho ambas. Quisiera tener más tiempo para ser alumno. Quisiera que más gente ponga su talento a disposición de los demás y nos invite a su casa a aprender de sus experiencias y conocimientos. Quisiera que existan más oportunidades entre la gente de buen espíritu para formarnos los unos a los otros.
Ya antes, en este año y los últimos meses del año pasado trabajé un poco la voz con Pilar Nuñez, hice dos Sadhanas - yoga kundalini - con Vania Ruiz y dos talleres de clown con esa alma buena que es Wendy Ramos. Gracias profes por recuperarme un poco, por darme un chance a pesar de mis cansancios y durezas, gracias por compartir su sabiduría y su don de gentes.

Desde fines de agosto hago radio, sábados y domingos en radio Capital y eso hace que me haya perdido el concepto de fin de semana. Es un costo alto que se compensa con la oportunidad de hablarle a los limeños sobre algunos temas que conozco bien.
También te he sido infiel blogcito amarillo. Tengo otros dos blogs más que alimento con frecuencia, uno en la Mula y otro en el portal de RPP.
Y, lo sabes, trato siempre de darme tiempo para escuchar a mis amigas y amigos.

Lamentablemente, este año he abandonado un poco la lectura, por suerte, en los últimos días se están encargando de darme una cucharita de tónico que abre nuevamente el apetito por la literatura. No soy constante con el tratamiento, pero espero que de efecto.

Valeriana está bien. Más madura pero igual de Vala. Me gusta tener a mi perra. Que me reclame atención, que me obligue a sacarla a pasear. Ahora ando indeciso con ella, se que viene su celo pronto, y pienso y pienso si la cruzo o no. Aun no tengo respuestas.

También tengo un animal nuevo en casa, una tortuga que L me regalo. Primero estaba en el jardín de afuera, ahora está en el de adentro. Es bonito y alucinado verla caminar desde el comedor cuando estoy escribiendo. Pero a veces ¡se me escapa! se pierde dentro de la casa, aparece en mi cuarto después de dos días de búsqueda. La última vez, se meo y se cagó y aprendí que la pila de la tortuga apesta bien fuerte.
Y me he quedado pensando sobre esa imagen: "se te escapan las tortugas Infante".
Pueda que sea cierto.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Ha llegado la hora

De hacer las tareas. De cerrar el círculo. De liberarte de cargas gratuitas. Ha llegado la hora, recíbela con cariño. Deja que se siente, que tome su café. Acógela. Que no se pase de largo. Porque cuando se pasa la hora comienzas a estresarte y ya sabes que eso no te queda bien.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

No hagas muchas cosas

No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.
No hagas muchas cosas porque después te desordenas.

martes, 3 de noviembre de 2009

Aplicadito

Eso, ando aplicadito. Cumpliendo mis tareas, ocupándome de mi. Tomando clases, leyendo separatas, haciendo chequeos médicos de rutina. Bien.
Primero tú, después los otros.
El corazón es el órgano más importante del cuerpo.
Esas dos frases las escuché hace poco en Marcará de un médico californiano especialista en terapia sacro craneal.
Acá tengo mi receta, al final dice: encuentra tu tierra.

viernes, 23 de octubre de 2009

Vuelve los ojos locos


Muchas veces los gobiernos necesitan que la gente no esté concentrada en lo que está haciendo. Generalmente por motivos de corrupción. Otras veces, porque no pasa nada: el Estado no puede producir noticias todos los días, no se puede tener resultados que mostrar ni planteamientos que hacer a la sociedad todos los días. Entonces jode tener a la prensa encima. Sobretodo si esa prensa está abocada al escandalete merecido o inmerecido.
También ocurre que los propios medios de comunicación necesitan mover temas para jalar audiencia. La audiencia aumenta la capacidad de negociación con los clientes (formales e informales). Digamos que los clientes formales son los que pagan dinero a cambio de un servicio que es facturado. Los informales no sólo pagan en dinero, también en favores. Este dinero o este intercambio de favores no tiene registro salvo a que a alguna de las partes se le ocurra hacer algún tipo de registro y nadie se entera salvo que ese registro salga a la luz, cosa que por lo general no ocurre.
Las empresas de todo tipo - incluso las culturales y artísticas - han aprendido también a inventar noticias para llamar la atención sobre si mismos. La cobertura de la prensa, hacer noticia de cualquier forma, garantiza una cobertura mediática que es muchas veces más fuerte que un aviso publicitario. Y es gratis.
Las noticias que se inventan, las noticias absurdas que se agrandan, el juego de mover la opinión pública para un lado a otro es una práctica usual en el Perú. Y en muchos países del mundo.
Casos burdos hay todos los días, el pulmón de Susan ha dado la excusa perfecta para hacer un apanado. El apanado es un desquite masivo ante una molestia que va más allá del pulmón y de esta poco ética mujer. Pero el Perú, su política, sus medios de comunicación han sido su escuela. ¿Se ampliará la reflexión?

viernes, 9 de octubre de 2009

Crear tu espacio común


El martes tuve ocasión de ir al Galpón, un espacio de teatro en Pueblo Libre manejado por unos jóvenes egresados de la Facultad de Artes Escénicas de la Universidad Católica.
Disfruto ir ahí. Mucho. Primero porque cada vez que voy me encuentro con obras trabajadas con una urgencia de decir, escritas, dirigidas y actuadas por jóvenes. Obras vivas del Perú y la Lima de hoy. Obras fuertes que arden en deseos de decir cosas. De llamar la atención sobre temas. De expresarse acerca de lo que nos pasa.
Me gusta también porque el Galpón me remite a mis veintes. Cuando miro a los chicos que asisten puedo reconocer mis veintes y me sonrió cómplice. Observo fachas, gestos, modos de relacionarse, escucho las conversaciones, se respira rico.
Y, finalmente, me gusta porque ese barrio de Pueblo Libre es tan bonito. Es bonito porque a metros está la formidable Plaza con sus preciosísimos árboles, el mejor Queirolo, las callecitas. Me gusta y me da que pensar en qué bonito sería si...

La Candelaria
En ese estado de ánimo me dió por pensar en que pasaría si el próximo año más jóvenes se animasen a abrir espacios de arte y cultura en esa zona y la imagen que se me vino fue inmediatamente la de La Candelaria en Bogotá. Suelo caer por ahí con frecuencia pues queda cerca a la Asociación Nacional de Recicladores, institución que visito cada que voy por allá. Me encanta caminar por la Candelaria después de ver a mis amigos recicladores. A veces me meto a cualquier obra simplemente por las ganas de saber que pasa con el teatro por ahí. A veces me escabullo por las calles, en su placita y me sento a ver los espectáculos callejeros.

Recuperar nuestro eje
Escribí sobre esto en mi estado en Facebook. Sobre el qué pasaría si... Y los primeros comentarios fueron más por el lado del escepticismo y el dolor ante la invasión de la "modernidad" que nada lo respeta. Y sí pues, los que queremos una ciudad para vivirla y amarla y recorrerla y divertirla y vitalizarla estamos jodidos en estos tiempos de avance de la construcción y las cadenas estandarizadas de cafés y restaurantes. Estamos jodidos y en repliegue.
Por eso creo que hay que estabilizar nuestra posición. Recuperar el centro, nuestro eje de creencias y comenzar a responder. Ni la cultura ni el arte merecen estar tan arrinconadas. El disfrute de la ciudad por parte de sus ciudadanos no puede ser avasallado por el pequeñísimo interés individual de una compañía constructora, un grupito de propietarios y algunas empresas (yo diría algunos poquísimos estúpidos gerentes) sin conciencia urbanística.

Construir una ciudad que disfrutemos
Pero somos nosotros los que estamos sin tiempo para dedicarnos a construir lo colectivo. Si me preguntan que es primero: el activismo o la doctrina, digo que la doctrina. Siempre es más sólido hacer activismo con doctrina que sin ella. Definir los principios básicos que movilizan las acciones ciudadanas y luego convocar a la acción ciudadana. No sabemos mucho tampoco de acciones ciudadanas basadas en diálogo y negociación. En respeto de planes y de espacios. En democracia. Sabemos más de acciones puntuales y breves para manifestar nuestros desacuerdos.
Si somos animales políticos, constitutivamente nos tenemos que ocupar del bien común y de nuestros intereses comunes. Siempre. Pero nosotros hemos abandonado ese rol a malos representantes. Hemos dejado de estar por cansancio, por flojera, por desidia. Ejercer la ciudadanía pasa por ejercer nuestro ser político y social. No por necesariamente hacer política partidaria y postular a cargos. Ejercer ciudadanía es comprometerte con tu bienestar en los espacios colectivos. Si después, alguien quiere hacer política pues bienvenido, que se gane con inteligencia, carisma, capacidad de ejecución práctica el respaldo y los votos.
Bueno, en eso pienso cada vez que voy al Galpón. ¡Gracias muchachos!

jueves, 8 de octubre de 2009

¿A dónde vamos?

¿Estamos felices con la ruta que estamos siguiendo?
¿Cuándo vendrá el plantón? ¿Será humano? ¿O simplemente será la naturaleza y la escasez la que nos hará parar?
Lo primero nos haría vivir un momento extraordinario, lo segundo sacará lo peor del ser humano.
¿O todo esto es un absurdo paranoico de mucha gente?
Mis ojos ven cada mes como se derriten los nevados del Callejón de Huaylas y no comprendo porque el Perú está tan calladito en materia del calentamiento global.
Si uno cruza un poco de información y la reflexiona, la razón dice que si no paramos hoy vamos a enfrentar una catástrofe mundial bastante pronto. Y yo no entiendo porque, sabiéndolo, no forzamos radicalmente un cambio.

Veo a gente que abandona ya las ciudades. Que se va a sitios donde hay agua y poco contacto con el mundo moderno. Personas que migran - dejándolo todo - de países "desarrolladísimos" a supuestos lugares "atrasadísimos".
La gente sospecha que van a pasar cosas feas. Muy feas.

Uno escucha: compra tu tierra de una vez. Porque hay que adaptarse.

Hay personas que ya te invitan a cambiar drásticamente tu vida. Que te invitan a adoptar la salida individual. ¿Qué esperamos? ¿Se va a producir un milagro?

martes, 6 de octubre de 2009

Fin de año

He vuelto a mis caminatas y hoy me sorprendió el sol dando la vuelta al Pentagonito. Caminar es un ejercicio doble, trabaja mi cuerpo y trabaja mi cabeza. También trabaja mi voz porque sigo terco en no ponerle correa a mi perra así que de cuando en cuando tengo que llamarla al orden: ¡Vala! ¡Vala ven!
Hoy pensaba, se fue el 2009 y, en cierta medida, ahora que escribo, creo que así ha sido. Para mí este ha sido un año corto, de cierre de una etapa, y ya acabó; todo lo que viene ahora pertenece al 2010.
¡Feliz año! ven que te abrazo 2010.

sábado, 8 de agosto de 2009

La batalla de los placeres

Tu alma pájara aletea y canta inquieta, tu cuerpo jaula se arropa. Ir o no ir, batalla grotesca. Pasar por el baño de agua tibia o pasar de largo hasta un nuevo buenos días. Sonreir, escuchar, conocer, reconocer o despertar temprano, recoger el periódico de tu garage, hacer café y saludar al sol como una mañana de verano. Oh! el alma pájara versus el cuerpo jaula.
El riesgo desconocido o lo bueno conocido. Batalla de placeres o batalla de repeticiones. Tururún.

jueves, 6 de agosto de 2009

Si saliéramos de este remolino


¿Cuándo entramos al remolino del consumo? ¿Fue en el siglo XX o en el XIX? Creo que importaría reconstruir la historia ésta que va a concluir con el fin del mundo. ¿Cuáles han sido las curvas en este camino que nos lleva al despeñadero? No lo se, pero creo que sería bueno identificar sus hitos, los puntos de inflexión que llevan a nuestro final.
Hasta ahora, hemos estado acostumbrados a hablar del sistema capitalista plateándonos su dicotomía con el comunismo o su versión light el socialismo. Pero, ya a estas alturas, convendría dejar esos términos guerreros y falsamente dicotómicos para hablar del eje que hoy por hoy mueve todo: el consumismo. Nuestras pinches ganas de tenerlo todo en versión individual. La exacerbación de nuestro ego a través de la reiteración del "yo tengo", "yo tengo", "yo tengo".
Si claro ¡qué ingenuo eres! - me dirán algunos -, el consumismo es alimentado por el deseo de las empresas de generar más y más utilidades para sus socios. Y son finalmente ellas las que nos alientan a través de la publicidad al consumo.

Yo creo que ya no. Hoy somos nosotros los consumidores los que alimentamos a las empresas. Hoy podríamos decir basta, nos bajamos del coche, nos bajamos del remolino consumista.
- ¿Cómo?
- Simplemente parando.
- ¿Pero somos demasiados para parar? - me dirán.
- ¿Y? ¿Cuál es el problema?
- ¿Pero de que vamos a vivir? ¿Quién trabajará? - me pregutarán.

En realidad, necesitamos mucho menos cosas de las que tenemos y mucho menos de las que quisiéramos tener. En realidad, necesitamos mucho menos empresas de las que existen, necesitamos trabajar mucho menos de lo que trabajamos.

La joda, es que nos gusta demasiado tener. La joda es que no podemos controlar nuestras ganas de mostrar lo que compramos. La joda es que probablemente si paramos no sabríamos que cosa hacer con nuestras vidas.

Somos ya todos como esas historias que se leían en décadas pasadas sobre los japoneses. No podemos dejar de trabajar, no podemos dejar de consumir, no podemos dejar el camino que nos lleva al fin del mundo.

Es de bobos. Totalmente de bobos no hacer algo radical. Un plantón, una parada general. Lo que se opone al consumismo, por ahora, es el no consumo.
Después ya veremos.

martes, 4 de agosto de 2009

lunes, 6 de julio de 2009

El fin del mundo


O para los optimistas, el fin de un mundo. Como sea - y ni es un placer decirlo, y menos un agudo descubrimiento-, vamos camino al despeñadero. El tema que a mi me hace saltar las neuronas es el por qué seguimos caminando en fila rumbo a la segura muerte masiva.
Yo sinceramente preferiría dar la lucha. Hay que hacer un profundo ajuste en la manera como vivimos. Consumir menos todo. Cambiar radicalmente de patrón de "mundo ideal".
No conozco China aun y debería, pero si algo que asaltaba mi mente constantemente en mi viaje por Bangladesh y por India eran las reflexiones sobre qué tipo de pobreza había que erradicar y cómo.

497 millones de autos por año
Porque en la línea definida por las agencias mundiales la pobreza termina si cada pobre pasa a ganar un dólar más cada día. El círculo virtuoso pasa por incrementar la capacidad de ingreso para que se incremente la capacidad de consumo para que se genere bienestar y riqueza... y yo pensaba viendo las multitudes caminar por Dhaka, Delhi, Calcuta, Mumbai un dólar más al día para cada indio hacen mil cien millones de dólares al día, o sea multiplicado por 365 días: 401, 500 millones de dólares al año, osea para que te entre bien en los ojos USD 401,500´000,000 que sumados a los 492,750´000,000 dólares adicionales anuales que deberían producir como mínimo los 1,300´000,000 de chinos harían la suma de 894,250´000,000 de dólares anuales para nuevas compras.
La cifra es inmensa pero la realidad es peor. Convertida en autos de 2000 dólares tendríamos cada año 497 millones 125 mil autos más circulando al año, que es un huevo, si, es un huevo, pero, como digo, es peor. El asunto se agrava porque por cada dólar diario que producen los pobres, los ricos del mundo somos capaces de producir diez o más. Entonces... el problema se agranda y se agranda y se agranda cada año.

Se acerca el fin del mundo. O de una manera de vivir en el mundo. Vamos en fila todos paso a paso a trote veloz. Pronto, bastante pronto, comenzará la escasez, las epidemias, la lucha por los recursos, la violencia de los unos contra los otros, la reducción violenta de poblaciones. ¿Podríamos evitarlo? ¿Honestamente piensas que sin hacer cambios radicales podríamos evitarlo? Dime cómo, por favor.

Creo que es momento de una profunda revisión de conceptos tipo "modelo de desarrollo", "progreso". Creo que las nociones de progreso personal como acumulador de cosas para uso individual debe llegar a su fin. Lo siento, hay que poner fin al consumismo.

Es momento de imaginar otro uso del tiempo de las personas, cambiar totalmente la manera como vivimos. Frenar en seco porque al despeñadero lo tenemos al frente. Frenar en seco, frenar totalmente, aunque los que conduzcan las locomotoras de este tren de la muerte nos digan que no es posible.

viernes, 3 de julio de 2009

¡Estalló el foco!

Ayer, al cerrar el Taller de junio estalló el foco de mi proyector. Un sonido seco, potente dentro de su pequeñez y un poquito de humo. ¿Qué pasó? - preguntaron los alumnos. Debe ser el foco del proyector - respondí despreocupado. Pero me he quedado pensando... ¿Será una señal?
Y es que había decidido tomarme julio sin dictar el taller y quizás también agosto. Y lo de ayer fue tan preciso. Justo al final, apagando ya el aparato.
Se que significa esa señal.

sábado, 6 de junio de 2009

Los Heraldos Negros

César Vallejo

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé!


Son pocos; pero son... Abren zanjas obscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán talvez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.


Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.


Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.


Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé!

domingo, 31 de mayo de 2009

2012


Dicen que en el 2012 ya el mundo será distinto. Dicen que lo dijeron los mayas y coinciden casi todos los grupos místicos de la actualidad. Ya no falta nada. 2012. Menos de tres años. Menos de mil días.
Por ello, grandes amigos, y sobretodo una gran amiga, han abandonado toda acción en el mundo de hoy. Lo único posible de hacer -me dijo ella hace unos meses - es buscar tu refugio. Recuerdo hoy esto porque ayer otra amiga vuelve a sacar el tema.

- Dicen que hay que irse al campo.
- ¿Sí? ¿quién dice? - respondo yo.
- Pues todos los grupos místicos concuerdan.
- La miro - y en esa mirada miro al mundo místico completo - y le pregunto ¿Qué podrías hacer en el campo? ¿Por qué te aceptarían?

Y pienso también ¿Qué podría hacer yo en el campo?

Dicen que las cosas cambiarán radicalmente. Dicen que que este mundo tal y como lo conocemos se acaba pronto. Dicen que hay claros síntomas que esto ya está pasando. Por ello, algunas mentes lúcidas ya han abandonado toda lucha por lograr hacer de este mundo uno mejor.

Yo pienso ahora seriamente en mi refugio. ¿Qué se hacer que pueda ser útil en el campo? ¿Qué herramientas tendré que aprender a utilizar? ¿Por qué me darán cobijo y compartirán sus tierras o su comida los campesinos? ¿Porqué compartirán conmigo su sabiduría? ¿Qué puedo darles yo si todo mi conocimiento occidental se vuelve inútil?



Pero pienso también ¿qué pasará si no sucede nada? ¿Cuánto combate que no dimos por hacer un mundo mejor terminó por hacer el mundo peor? Y esas reflexiones siempre me llevan a pensar en la relevancia del accionar social. ¿Qué toca hacer que sea relevante? ¿Qué nos toca hacer y a qué tenemos que renunciar con prisa?

Durante casi un año una amiga no pudo mirar una pantalla de computador. Su luminosidad la afectaba. Es posible que eso ocurra pronto con todos nosotros.

Si las ciudades colapsan colapsarán también los sistemas de distribución. Será difícil o imposible hacerse de combustible. Y será muy inseguro tener gasolina en el carro. Y volveremos a transportarnos de dos patas por largos trechos y pronto se gastarán las zapatillas.
No habrá posibilidad de intercambio de bienes a través del dinero. El dinero dejará de ser útil. Sólo las cosas realmente necesarias tendrán valor. ¿Cuáles son esas cosas? ¿Sabes producirlas?
En un panorama así las ciudades se vuelven de lo más frágiles. Vivir en la ciudad es garantía segura de hambre y muerte violenta.
¿Vamos camino a eso?

Ya hemos visto como una cosa de nada, la gripe porcina, causa que le demos la espalda completa a un país: México.
¿Así somos? ¿Así seremos cuando las calamidades se sucedan una tras otra? Ante la solidaridad o el egoísmo aparentemente el ser humano opta por el egoísmo.
¿Seguirá siendo así? Entonces busca tu refugio. ¿Qué sabes hacer por ti mismo? ¿Te acuerdas de Darwin?: sólo los más fuertes sobreviven. ¿Cuál será el conjunto de fortalezas vigentes después del 2012?

Busca tu refugio y prepárate para vivir en él.

jueves, 28 de mayo de 2009

Música para mover Molinos

video

Hace algún tiempo visito Molinos con cierta frecuencia. Molinos es un pequeño poblado a unos minutos de Jauja. Jauja en una ciudad cercana a Huancayo en la región Junín. Voy a trabajar en el Plan Puyhuan, una iniciativa de mi colega emprendedor social Fermín Torrejón. Se trata de una intervención integral para el desarrollo del pueblo. Yo voy normalmente por el tema de desarrollo económico y la educación.
Hace dos semanas, sin embargo, fui por algo distinto, un taller ligado a la reflexión sobre la vida. Ahí me encontré con Manuela Medina y con su hija María, mujeres nacidas en Islas Canarias, que se han trasladado desde Alicante, España a Molinos.
Ella llega a sumarse al equipo de Puyhuan. Su tarea principal será armar un coro de niños en Molinos y una orquesta musical. Manuela es graduada de un conservatorio de música.

En un alto del taller reflexiono con ella acerca del poder de la música. El poder de la música en Molinos. Aflojar las tensiones entre los ciudadanos del pueblo. Entre las instituciones. Vencer desconfianzas. Angelitos cantando. ¿Cuánto pueden lograr los angelitos cantando en un pueblo pequeño?

La niña que canta en el video es María. Tiene ocho años. Manuela es la de la guitarra. Acababan de llegar hace tres días a Molinos. Buena suerte.

Pdta. De seguro Manuela necesitará instrumentos. Si te sobra alguno... se aceptan donaciones.

Sadhana - comienza el martes 9 de junio


En épocas de crisis, ¡AFÍRMATE!

Se abre la convocatoria para el Sadhana de mitad de año. Esta vez se trata de un Sat Kriya durante los 40 días seguidos. Líneas abajo podrás enterarte de que se trata.

Fecha de inicio martes 9 de junio
Fecha de fin sábado 18 de julio
Horario 6 a 7 a.m.
Lugar Danza Tupac – Jirón 2 de mayo 249 -253, Barranco
(esquina con Av. Pedro de Osma)
Inversión 480 soles (240 de matrícula y 240 a la 3ra. semana).

Inscripciones con Rocío Ramos al rocio@diempresa.com o al teléfono 99302 6163 o al 522 3429.



El Sat Kriya es excelente para trascender los miedos. Calma desórdenes emocionales y es particularmente efectivo en casos de depresión. Permite que los chakras inferiores se unan y actúen al unísono y se canalicen las energías creativas y sexuales del cuerpo. Todo el sistema sexual se estimula y fortalece, se relaja y cesan muchas fobias respecto al comportamiento sexual. Es también un estimulante de la energía Kundalini para despertarla de su fase durmiente en la base de la columna (4° vértebra lumbar). El impacto principal de Sat Kriya es la tonificación del cuerpo. Ayuda a superar los transtornos digestivos.

El Sat Kriya es uno de los pocos ejercicios del Yoga Kundalini que es una acción completa en sí misma. Esa es la connotación de la palabra kriya: una acción o una serie de acciones que completa un proceso y tiene un resultado predecible.

Son 40 días seguidos. Todos los días incluso los domingos. Los domingos comenzaremos a las 8 a.m. Si se puede faltar algunos días.
La práctica del Yoga Kundalini proporciona un conocimiento intuitivo, lo que ayuda a que la persona sepa qué es lo mejor y lo correcto sin tener que pasar por experiencias traumáticas o negativas.
Una sesión de Yoga Kundalini Consiste en el proceso a través del cual se limpia y equilibra la mente: se alcanza la concentración, la calma, la intuición, la efectividad y la eficiencia de la mente.
La práctica de Sadhana de 40 días El Sadhana es la disciplina de la autoconciencia, la autoapreciación y la autorenovación. Busca encontrar nuestro ritmo interior. Es en esencia un reto individual. Al ser una práctica que requiere disciplina intensa (levantarse muy temprano por la mañana durante 40 días consecutivos) el Sadhana ideal se practica en grupo.

¿Por qué 40 días? El ciclo de los 40 días está recogido en muchas tradiciones y sabidurías. Se dice que en 40 días todos los hábitos pueden romperse y adquirirse otros nuevos. Si se realiza una actividad durante este período, pasará a formar parte de nuestra manera de ser. De igual forma, si dejas de hacer algo durante ese tiempo, tu deseo de hacerlo también disminuirá.
Durante este período experimentarás el cambio, y las expectativas no se quedarán en rumores. Cuando se empieza algo nuevo, la gente 'tira la toalla' antes de que la experiencia de su nueva práctica se afiance, y por esta razón muchas veces no se aprecian realmente los resultados. 40 días es el ciclo de tiempo al final del cual podrás exclamar, ¡por fin, lo logré!

Inscripciones con Rocío Ramos al rocio@diempresa.com o al teléfono 99302 6163 o al 522 3429.

jueves, 14 de mayo de 2009

Los talleres de Junio

Gente, esta es la convocatoria para los talleres de Desarrollo de la Inteligencia Empresarial de junio. Son dos horarios. Más info en www.diempresa.com

jueves, 30 de abril de 2009

¿Qué pasó con el Camote?

Salgo a caminar con Valita, mi perra. Ella nunca sabe si apuntar al carro o si ir a la puerta de salida. Bueno, si sabe. Siempre va hacia el carro, pero soy yo el que no siempre cojo el carro. Es que tengo dos zonas para caminar. A una voy en carro y Valita nunca sabe de que plan ando. Como ahora el sol anda majadero, me quedo por casa (aquí todavía el sol es una garantía diaria) y he abandonado momentáneamente el malecón. Siempre pienso que debería haber un sistema de información que me permita saber si el malecón está nublado o si asomó el sol. Igual con las playas del sur. Sobretodo ahora que el otoño sigue siendo verano o por lo menos está transformado en primavera en algunos barrios de la ciudad. Pero bueno, el asunto que una vez que abro la puerta de la casa, Valita sale disparada.

Mi perra tiene tremendo físico. Desde chica camina mucho. Me acompaña en mis caminatas largas, las de 2 y media horas o tres. Resiste sin tomar agua. No es como Lego el perro de Karine que apenas si puede andar 10 cuadras y ya está exhausto. Valita corretea incansable. Corretea a las palomas del malecón, con los perros en los parques y de alguna manera aprendió también a perseguir carros. Corretea a las palomas del malecón, con los perros en los parques y de alguna manera aprendió también a perseguir carros. Esto último ocurrió en Antioquia, el lugar que me presentó la chica que me enseñó el juego de descubrir las palabras que se esconden detrás de las letras de las placas de los carros. Valita es o parece, una perra de chacra urbana. Me gusta eso. No se si será porque la he cargado conmigo en algunos viajes. Ha estado expuesta a distintas sensibilidades. Ahí debe de haber aprendido a perseguir autos. Pero bueno. Hoy que salí con ella y con Dani, recordé una conversación que ocurrió hace un tiempo y que me sorprendió. Porque cuando camino algunas cosas aun me sorprenden y otras no tanto. Hoy, por ejemplo, no me sorprendió que Dani hoy me cuente que estaba pensando dejar el Instituto.
Aquella vez, Valita me dijó o más bien me preguntó:

- ¿Qué pasó con el camote?
- No se - le respondo - ¿por qué me lo preguntas?
- Porque a mi me gusta el camote y no siempre me lo das y cuando converso con los otros perros sólo los más viejos lo recuerdan -pero ya no lo comen- y los chibolos ni siquiera saben que es.
- Ah! Es que ahora hay comida para perro.
- Pero no es tan rica. A mi me gusta el camote y los huesos y algunas de las sopas que me das. Pero me dicen que eso es raro, nadie come eso. Por lo menos, no los perros que están en los parques.
- ¡Valita! Es que cocinarle al perro es un chambón y además, creo que las personas prefieren darle comida de bolsa a sus perros porque después cuando cagan es más fácil recoger su caca.
- Ah! pero no es tan así, a mi igual la caca me sale recogible cuando me das camote y huesos.
- Ya la gente no sabe eso, ya se acostumbró a darle comida de bolsa a sus perros. Y prefiere creerse el cuento de que esa comida es balanceada, más sana, etc. Pero yo no creo eso. Pero claro, tampoco tengo siempre tiempo como para cocinarte.

Y me dejó pensando Valita en el camote. Ya de esta conversación unos cuantos meses. Volví a pensar en el camote cuando Giuliana llevó esas mermeladas fantásticas al taller. No se lo he dicho pero desde ahí pienso que ella podría comenzar a jugar con el camote. No para las mermeladas pero si para una especie de compotas para niños. Porque yo coincido con Valita en que el camote es rico. A mi me encanta glaceado y también ese dulce que se llama camotillo y recuerdo que de chico me encantaba comerlo al horno o frito, camotillo el tinterillo. Pero creo que comer camote es una costumbre que se ha perdido un poco. No tiene glamour. Pero bueno, que me importa, yo tengo los dedos de los pies como camotes.
Pero el camote está caro, por lo menos en el mercado del Edén de Benavides y en los supermercados de por mi casa. ¿Siembran menos? Porque dudo que se esté comiendo más. ¿Comida para bebes en base de camote? Como Gerber pero en camote. Mezclado con frutas. Quizás sea rico. Quizás pueda ser la competencia de Gerber a nivel global. Giuliana podría intentarlo, probar sabores, y luego hacer otra opción con maduro. Ese platano de la selva que tanto se come en Colombia. Esa es otra cosa que me encanta pero cuando he intentado cocinarlo en casa no me ha salido nunca. Pero bueno ese es un segundo paso. Por ahora el camote. Por Valita o por Emilio a quien algún día espero volver a oir gritar: ¡Por Ca-mo-te! ¡Por Ca-mo-te! ¡Por Ca-mo-te!

miércoles, 8 de abril de 2009

Si un pez espada nace en la laguna de Llanganuco


Si un pez espada nace en la laguna de Llanganuco y se lo cuentan a Vasca ella pondrá la misma cara de desconcierto que puso en Bogotá cuando Aizzy inició el proceso de vacunación contra la pobreza diciendo: a ver amigos cuenten algo importante que hayan aprendido últimamente.

Y si Aizzy se hubiera dado cuenta de la cara de desconcierto de Vasca (detrás de la cual percibí que había un poco de molestia o más bien temor por el uso inadecuado del tiempo), seguramente hubiera retrocedido intimidada barajando una nueva fórmula para el inicio del proceso de vacunación y yo no hubiera podido escuchar a Bethania decir, a su turno, que ella; tan estudiada, tan graduada; no había podido seguir la consigna de su amigo X, cuando regresando de otro proceso de vacunación contra la pobreza, manejando él y de copiloto ella, le propuso este juego: armemos historias incoherentes.

Y Bethania se dió cuenta; al décimo intento, cuando ya su amigo X se estaba ocupando de cambiar de música; que tenía en la mente demasiadas horas en la biblioteca -y muchas líneas cruzadas sobre todos los papeles que escribía y que, además, desde niña se había acustumbrado siempre a leer las instrucciones de las medicinas que tomaba y las que no tomaba -y que claro, no estaba nada preparada para jugar el juego de armar historias incoherentes.

Porque según confesó ese día (en el que no se por qué pensé en Claudia Guillén y luego Claudia Guillén se apareció en el desayuno), no era sólo que ella bebió otro idioma de los pechos de su madre, un idioma distinto al de los bogotanos; y distinto también al de los peces espada que nacen, si acaso alguno nace en la laguna de Llanganuco; sino que definitivamente a ella nunca le enseñaron a buscar en las bibliotecas los libros para hablar incoherencias.

Y, claro, menos -por no decir jamás- tuvo acceso a los libros codificados con tres X y luego un número, como por ejemplo el XXX1023 (qué es el que da cuenta del pez espada que no quiso nacer en la laguna de Llanganuco sino que siguiendo a Emilio Santisteban se fue a nacer en el mismísimo Korikancha dejando pasmados a las aves que comen migajas de la mano del cardenal al pie de la Catedral) y que son los libros más bravos porque te enseñan a hacer incoherencias.
Y hacer incoherencias canta la mujer que sueña ser alquimista no es lo mismo que sólo aprender a hablarlas. Pero yo no le pude decir eso a Bethania. Porque hubiera puesto sus ojos juntitos como cuando de niña su papá le ponía el dedo medio en la nariz y ella pretendía contar cuantas rayitas tenía la yema de ese dedo y yo no hubiera resistido en Bogotá ver eso. Así que sólo me quedé callado cuando, a su turno, contó la historia de algo importante que había aprendido últimamente.

Pero ¿por qué no logré yo conocer al pez espada que ha nacido en la laguna de Llanganuco? Quizás porque la carretera está demasiado mala en el callejón sin salida. Y dicen que está igual o peor la pista que sale del mar y se interna en la cordillera para llegar a los cerros que nos dan agua y que tienen su canción. Y la mamá del pez espada ya está demasiado harta de la basura como para soportar a ese grupo de policías que todos los días están plantados en la pista pidiéndole papeles con caritas de personajes célebres en la historia del Perú a los taxistas y choferes de combi y ahora que llueve tanto tampoco se quiere arriesgar a quedarse en uno de los huecos de la carretera como si fuera un sapo.

Porque a los sapos del callejón ahora sólo les queda buscar refugio en el clóset del cuarto de la mujer que sueña con ser alquimista y yo se que es muy díficil salir de ahí cuando escuchas a una chinita amarga amenazando con furia porque su papá, por sapo malo, también tiene que permanecer muchos años en un clóset que no es tan amable como el de la señora que sueña con ser alquimista. Entonces seguramente la mamá pez espada paso bailando, como Karine cuando la conocí, de puntita sobre su nariz y yo no me di cuenta.

Pero me hubiera gustado encontrarme con el pez espada que dicen que finalmente nació en la laguna de Llanganuco. Porque durante la tarde hice tres intentos para dormir un rato y, en cada uno de esos tres intentos, sobre mi cuello se han apostado varios francotiradores de muchas películas del país del norte que disparan y disparan y no me han dejado en paz. Y ahora que he salido a la calle y he mirado al cielo y vi la luna y he pensado como es que alguien no la aprieta para que mis neuronas convertidas en argollas comiencen a caer plácidas y ordenaditas en la bonita espada desenvainada del pez espada que, aunque no he tenido ocasión de verlo, ya nació en la laguna de Llanganuco.
Y claro, si eso hubiera ocurrido, Vasca estaría más relajada y eso haría que Aizzy pudiera hacer su trabajo también relajada y que Bethania deje de tratar de recordar inútilmente cuantas líneas tenía la yema del dedo medio de su padre y Emilio se hubiera quedado un rato más en casa contándome más historias del Korikancha y Pilar Nuñez no estaría haciéndome repetir quinientas veces "se burla de la llaga el que nunca conoció la herida... pero silencio, qué resplandor se abre paso a través de aquella montaña... es el oriente y Julieta el sol".

sábado, 28 de marzo de 2009

No te rías pues y habla


¿Y ahora planeta? ¿Qué esperas de nosotros? No te rías pues y habla. Ya se que tu risa es nerviosa. Ya se que no es suficiente. Pero ¿cómo se hace para que te tomemos más en serio? Por lo menos una horita, algo es algo ¿no?.

Ya no jodas, no me digas que es como pecar e ir al confesionario y seguir pecando que acá la gente es agnóstica. No me digas ingenuo. Una vez al año, una vez al mes, una vez al día. Ya carajo! ya sabemos que no es suficiente pero que quieres. La gente está tomando conciencia.

Tamare no te rías. Nunca tanta gente, nunca tantos, estamos calentando! Algo más grande vendrá de a pocos, la sociedad siempre ha reaccionado.Ta que te pones así! no te pases pues! me miras de lejos como si estuvieras en la luna. ¿Qué tu no estás en la luna? Igual no me gusta como me miras. No te derritas!

¿Sociedad minimalista? ¿Chau sociedad de consumo? ¿Dejar de consumir? ¿Qué vayamos al fondo del problema? ¡No nos mires como si estuviéramos en la luna, planeta!

jueves, 19 de marzo de 2009

India por tren


India. Recorrí, recorrimos mucho India por tren. Viajes largos, 24, 36 horas. De Calcuta (Kolkata hoy) a Guwahati, de Guwahati a Delhi, de Delhi a Calcuta, de Calcuta a Dehli, de Delhi a Mumbai, de Mumbai a Calcuta. Muchas realidades, en un solo país.
En los trenes que tomábamos uno viaja en cabinas para 6 personas. Durante el día, viajamos todos sentados en unas tarimas, durante la noche, se bajan otras tarimas que están ubicadas empotradas en las paredes de la cabina y se arma así un conjunto de tres camarotes por cada lado, ahí duermes. Hay servicio de comida y baños. Recuerdo que los últimos viajes por tren comenzaron a aparecerse bichitos y ratoncitos. No es que fuesen sucios. Simplemente el clima comenzó a hacer que estos amiguitos aparezcan.
Largos viajes, largos viajes. Ejercicio de paciencia. Tiempo para la reflexión. ¿Cuántas cosas uno ve? ¿Cuántas se quedan pegadas en uno? Yo estoy pensando últimamente que India me ha dejado un pozo de tristeza, no se las dimensiones. Tengo que procesar ese viaje y para ello, tengo ya que comenzar a escribir sobre ella.

miércoles, 18 de marzo de 2009

20 minutos


Tengo 20 minutos. R me ha invitado a cenar, abre su depa recién alquilado y ha convocado a un grupo de amigos. Se suponía que yo llegaba más temprano para tramar algunas cosas o ninguna, pero dormí demás (vitamina B) y decidí salir con Valita a dar una vuelta antes de bañarme. No saqué celular. Quisiera no sacar celular más seguido. R llamó un par de veces. Le he contestado la llamada y me ha pedido 45 minutos para ir a comprar las cosas que faltan. "Infame me has dejado inmóvil y no me contestas el celular". Y es por eso que tengo 20 minutos antes de salir. Pensé que podía ir antes y quedarme en el malecón mirando el mar. Pero eso significaba no darme el placer de envolverme en mis tres toallas y esperar calmo a que me seque. Y no estoy en estos días para apuros. En estos días no estoy para nada. Sólo para lo que me provoque de a verdad.

Ando cansado hasta el ridículo. Adolorido fisícamente hasta la pena. Y me llega jodidamente estar en esta situación. Entonces he decidido hacerle caso al cuerpo. Descansar un poco la cabeza, moverlo más. Adelgazarlo. Vigorizarlo.

Tengo que bajar las revoluciones de la mente. Tengo que dar curso a mis proyectos desatendidos. Tengo que integrar mi cuerpo con mi cerebro, mi cerebro con mi alma, y darle el timón a mi corazón.

Tengo que recuperar la locura. Tengo que volver a estar un poco loco.



Me sobran 10 minutos. Me voy al malecón. Bye.

jueves, 12 de marzo de 2009

¿Lo que pasó con lo gay pasará con lo quechua?

Hay acontecimientos que pueden desatar un cambio cultural en la sociedad. La publicación en los primeros años de los 90 del libro "No se lo digas a nadie" de Jaime Bayly, por ejemplo, significó el fin del acorralamiento de lo gay en el Perú para dar paso a una cultura de la tolerancia y la aceptación de lo homosexual. Un solo hecho y una sola persona, un libro y un autor dispuesto a un corajudo encaramiento de su sociedad lograron dar un vuelco a la página de la discriminación. Nunca más después de ese libro discriminar a un homosexual fue un hecho socialmente aceptable.

Ha pasado también con la cocina gracias a Gastón Acurio. Una persona, un discurso claro, un programa de TV en el cable finalmente terminaron convenciendo a nuestra sociedad que había un motivo de orgullo en nuestra identidad. Hoy Gastón carga sobre sí el mérito de haber activado a la industria gastronómica y con ello está activando a millares de personas a hacer mejor su chamba. El ejemplo de la cocina más que ningún otro hoy por hoy en el Perú es el ejemplo de lo que hay que hacer para que nuestra cultura esté presente en el mundo.

Creo (espero, anhelo) que luego de ese cantar quechua de Magaly Solier en la Berlinale y de lo que parece va a ser un corajudo encaramiento a nuestra sociedad de esta joven mujer ayacuchana las cosas para lo quechua, lo andino, lo serrano van a por fin cambiar en el Perú. Creo que ella va a ser que los quechuahablantes pierdan la verguenza de serlo. Creo (espero, anhelo) que ella, desde la dignidad con la que acepta su historia, va a lograr que los peruanos nos miremos entre nosotros de una manera menos prejuiciosa. Creo que a través de su canto y su decir transparente vamos a poder llorar nuestra pena y nuestra angustia por esa guerra de 22 años que marcó generaciones. Creo que a través de ella vamos a por fin poder pedir perdón a Ayacucho, a Huancavelica, a Andahuaylas, a Cerro de Pasco y a cuanto pueblo andino hemos maltratado durante tantas décadas con nuestra indiferencia centralista.

Creo que ella, a sus 22 años, con su parar digno y veraz hará frente a García, a Fujimori, a cualquier general, ministro o cardenal que se resista a pedir perdón, creo que ella está poniendo las cosas en su sitio y hará bajar a los atorrantes la mirada. Y ese gesto del atorrante bajando la mirada será un triunfo de la sociedad peruana frente al poder. Pero sobretodas las cosas, Magaly Solier en cada entrevista, en cada canto está permitiendo que muchos con su misma historia se identifiquen, se acepten, se dignifiquen. Y eso es tan bueno.

Ojalá que pronto se llenen sus conciertos. Ojalá que esta mujer se mantenga firme ante la fama. Ojalá que gane un Grammy pronto. Ojalá que más bellezas andinas inunden los catálogos y las vallas publicitarias. Ojalá que más cantantes quechuahablantes creen música y no sólo banalidades ritmicas para vender cerveza en los conciertos. Porque supongo, que pronto, en los conciertos de Magaly Solier en los pueblos andinos, lo que tendremos es un silencio de adoración a la ídolo que nos dice cosas y eso, va a ser tan bueno, tan bueno para nuestro país.





Aquí un extracto de su página web:"Nací en la ciudad de Huanta, la esmeralda de los andes, Ayacucho. Desde muy niña me sentí atraída a la música, crecí escuchando música andina ayacuchana. Mi infancia fué, se podría decir, normal. Eramos 6 hermanos, 4 varones, 2 mujeres. Todos trabajábamos en la chacra de la familia, vivíamos y comíamos gracias a ella. Vimos muchas cosas malas y feas, Huanta fué la ciudad peruana que mas sufrió, que tuvo mas muertos por el terrorismo. Mi madre siempre me protegió, a ella le debo todo. Todo. Ella cantaba, siempre, tiene bonita voz. Un día, cogió una guitarra y se puso a contarme su vida, nunca olvidaré eso, esas lágrimas que contaban nuestra historia. Ese día decidí que quería ser cantante, como ella.

Desde que tuve edad, participé en cuanto festival de canto había. En el 2003 y 2004 gané el X y el XI FESTIVAL DE LA CANCIÓN AYACUCHANA BUSCANDO NUEVOS VALORES, en Huanta, Ayacucho.Años después, me encontraba en la plaza de armas de Huamanga con mis amigas del colegio. Vendíamos comida que habíamos cocinado para obtener el dinero para nuestro viaje de promoción al Cusco. Y había una gringa que me miraba mucho, desde hacía horas, ("pishtaco", me dije) y se me acercó. Me compró mi puca picante y, comiendo, me preguntó si me gustaría actuar en una película...ya pues, le dije. Era Claudia Llosa. Pasó un año y me volvió a llamar para un casting. Así ingresé al mundo del cine. Yo, ni sabía que era eso. Ahora se mucho". Tomado de http://www.magalysolier.com/

miércoles, 4 de marzo de 2009

Los medios de comunicación y la cultura peruana / Es hora de hacer algo


Soy de los que piensa que ya es hora de darle un fuerte sacudón a los medios de comunicación por su escasísimo tratamiento a los temas culturales en el Perú. Creo que los medios hoy día son como una represa que está embalsando un torrente de creatividad que espero pronto estalle. Siento que se podría venir un boom cultural peruano. Me gustaría que ayudemos a acelerarlo y para ello, es indispensable que los medios de comunicación peruanos se reinventen y sirvan de plataforma. Para que exijan más reflexión, para que potencien liderazgos creativos. Para que permitan que se generen estrellas. Plataforma para que contribuyan a construir un boom que sea peruano para el Perú y no sólo peruano para la exportación. Para que nadie diga, como ahora, que salió adelante con todo en contra. Que nadie se dió cuenta de su importancia hasta que de afuera fue reconocido.
Creo hay que invertir la relación entre periodistas y medios con los creadores culturales. Espero que pronto el artista deje de ser un mendigo que sólo pide la publicación de sus notas de prensa y pase a ser tratado como el creador extraordinario que es, el intelectual que reflexiona, la vanguardia que propone.
Espero que todos los roles de alpinchismo y hueveo que hoy están tan en boga los medios de comunicación en el Perú (comenzó con las políticas sicosociales de la época de Fujimori) den paso a un espíritu de construcción de sociedad. Porque no puede ser que gente tan inteligente lo único que nos proponga son caca, pichi y poto, pedos y chismes, romances y sacadas de vuelta, glamour hollywoodense volteado de notas de prensa de los estudios de cine, música de baúl de recuerdos, música de corporaciones. Ni siquiera hay un trabajo sobre espectáculos pues (sobretodo en la tele y en la radio) el tema es de mierdáculos.
¿Por qué no hacemos un inventario de todos los espacios en los medios de comunicación dedicados a la cultura? Y luego conversamos con ellos dando cuenta de nuestras expectativas. Finalmente quienes tienen el poder en los medios no son solo los propietarios -con quienes también hay que hablar-, sino gente conversable, gente que estudió con nosotros. Esos periodistas, comunicadores, que ejercen el poder poniendo la agenda de lo que la gente se entera necesita sentir que sus amigos estamos muy descontentos con lo que hacen. Porque no están haciendo nada. Nada para construir un país mejor, un país con más fuerza en el mundo.
Quizás una universidad pueda servir de espacio de encuentro. ¿La Católica, la UPC, San Marcos, la de Lima, la San Martín? ¿Habrá un grupo de activación cultural interesado en convocar o tendrá que ser una embajada o centro cultural extranjero el que nos convoque a construir país?

domingo, 1 de marzo de 2009

¿En serio, es así de pobre?


Me pregunta Chío, mi sobrina, al final de la película "Quisiera ser millonario". ¿Vive tanta gente sobre la basura?
Yo asiento con la cabeza y miro para otro lado. Traté de contener la explosión de llanto. Casi no pude. Se me mojaron los ojos rápidamente y casi se desatan las convulsiones esas del llanto. Si dejaba abrir las compuertas... pero las cerré, ya se que estuvo mal, que es bueno llorar, pero se hubiese venido un mar...
¿En serio es así de pobre?... Esas palabras desataron una pena que llevo cargando varios años. India. Llegué ahí a principios de Noviembre del 2003, llegué por avión de Dakha, Bangladesh, donde había estado visitando el Grameen Bank. Aterricé en Calcuta o Kolkata como hay que llamarla ahora.
Viví en India varios meses. Saltando por muchas ciudades. Nunca he podido contar mis sensaciones ni toda la movilización que India produjo en mí. Tan solo algunas anécdotas. Llevo más de cinco años callado. Tengo, con Romina Cruz, un documental sin editar de una experiencia notable de banco local ahí. Luego, Romina hizo su chamba de editar las imágenes. Yo no he podido aun hacer el guión.
India todavía me duele en el alma. Se suponía que iba a pasar ahí este año nuevo. Iba al matrimonio de Rakhi Mehra y Marco. El viaje se truncó por motivos de fuerza mayor: la sentencia de un juicio que venía cargando por mi administración de Prompyme. Pero antes de eso, me costaba tanto decidir ir. Y es que yo llegué a India por unas semanas y finalmente me atrapó fisicamente meses, emocionalmente, años. India. Voy o no voy, deshojaba margaritas. No fui. Por miedo, de dejarlo todo otra vez y volver a sentir, eso que sentí y pensé y reflexioné y que no puedo aun expresar.

viernes, 13 de febrero de 2009

Harto recomendable


Los grandes del ritmo Alberto Lama y Mauricio "el chino" Chau. Nos convocan para el 4 de marzo de esta manera: ...estressh?...dolores de cadera? paralisis facial?, eyaculacion precoz?, poto grande y pesado?, acidez umbilical?....PARA DE SUFRIR!, la receta: TERAPIA DEL RITMO ( cuanto te cuesta cuanto te vale? 10 lukitas). duracion: hora y tantos bajos las suaves manos del Dr. Elvis (the pelvis)....ah, hipocondriacos abstenerse....
¿Dónde? CC La Noche de Barranco
¿Cuándo? El miércoles, 04 de marzo de 2009 a las 22:00

miércoles, 11 de febrero de 2009

Con el corazón descubierto



Con el bobo afuera haría las cosas más importantes. Con el bobo afuera haríamos las cosas más importantes. Se harían las cosas que hace tiempo se deben hacer. Las haríamos no sólo porque se deben que hacer. Las haríamos porque querríamos hacerlas antes que cualquier otra cosa.
Sería más fácil creer el uno en el otro. Sería todo más fácil para el uno y para el otro. Miedo menos miedo. Menos mentiras. Menos recelo.
Si somos muchos con el corazón descubierto seríamos una comunidad de ilusos. Una comunidad de ilusos haría fuerte las ilusiones. La gente toda se contagiaría con ilusiones. Si la gente toda se contagia de ilusiones sonreiría más. Si la gente sonreiría más todo tendría más sentido.
¿Qué pudiera hacer yo para que todo tenga más sentido? Abrir el pecho y mostrar el bobo. Abrir el pecho y mostrar el bobo. Abrirlo. Mostrarlo. Ser bobos. Ser puro bobo.

sábado, 7 de febrero de 2009

Gran Movida - Cita a Ciegas


Interrumpimos este programa para felicitar a la gente de Epicentro Cusco por la gran movida que están llevando a cabo.

viernes, 30 de enero de 2009

Me duele el dolor, venga de donde venga

Bárbara, la polaca tomó tímidamente la palabra. sentada comenzó a hablar. Hermanos judíos, hermanos árabes, hermanos, no hay ninguna justificación para una matanza. No hay justificación real para la guerra, no en términos éticos. La guerra es el uso de la fuerza para defender intereses económicos. Lo demás, las motivaciones que llevan a movilizar a los pueblos son inventos de los comunicadores que los beneficiados de la guerra tienen a su servicio. Creo que debemos tomar distancia de nacionalismos y odios, cualquier agresión de ese tipo es mala. El tema es, ¿por qué existen estás agresiones aún? y ¿qué tenemos que hacer para que no existan más?

jueves, 22 de enero de 2009

¡Qué insolencia! Los asuntos del Estado israelí son los asuntos del Estado israelí

Nir (israelí)se levantó rápidamente después de escuchar a Rakhi: ¡Qué insolencia! -dijo ofuzcado. ¿Cómo es posible que una traductora pueda intervenir en esta reunión y cuestionar a todo un pueblo? Israel tiene sus razones. Estamos aquí para otra cosa, no para hablar de ese conflicto particular. Por favor, volvamos al tema.

Carol levantó la mano pidiendo la palabra, sus cachetes estaban encendidos. María asintió. Yo soy judía -comenzó diciendo- mis abuelos fueron rusos y tuvieron que huir a Polonia, mis padres son polacos y tuvieron que huir primero a Holanda y luego a los Estados Unidos para no ser exterminados. ¡Nir! -gritó Carol golpeando la mesa con el puño derecho cerrado- este es un tema crucial. Yo estoy avergonzada con lo que ha pasado. Yo soy judía como tú y, en cierta medida, el gobierno de Israel también me compete. Yo he mandado a mis dos hijos a Israel. Yo he contribuido años con la sociedad israelita. Y yo no tengo cara para defender lo que ha pasado en Gaza. Celebro que Rakhi nos llame la atención. Y les confieso que me culpo por no haberme movilizado como judía para frenar a mi gobierno. Porque ese gobierno, es en cierta medida el gobierno del pueblo judío. Nuestro pueblo ha debido mandar sobre nuestro gobierno, no hemos debido permitir esta matanza. No nosotros... no nosotros.
Los ojos de Carol comenzaron a derramar lágrimas. Como judía - dijo - les pido disculpas.

sábado, 17 de enero de 2009

Estoy decepcionada del pueblo judío

Kapilananda hizo una pausa en su discurso porque oyó cierta bulla en la zona de los traductores, miró hacia allá y vió a Rakhi, la traductora india, derramando lágrimas. Dejó de hablar y se acercó a ella.
- ¿Qué te pasa Rakhi?
- Mire estás imágenes -respondió ella-.
Y las imágenes se proyectaron en toda la sala invadiendo la reunión.



Cuando terminó el video, Rakhi exclamó: estoy decepcionada del pueblo judío. ¿Cómo es posible que esto esté ocurriendo? ¿Cómo es posible que un pueblo tan sufrido pueda estar cometiendo estos asesinatos? ¿Cómo es posible que el pueblo judío encuentre justificación ante estás atrocidades? ¿Y cómo es posible que ustedes, autoridades del mundo, no se pronuncien ante esto? Si ustedes no pueden decir nada... ¿cómo pretenden que nosotros les hagamos caso a su propuesta de cambiar el orden mundial?

¿Israel? ¿Judea?

martes, 13 de enero de 2009

India, otro 20% del mundo


Y nosotros somos, Akeon, otro 20% de los habitantes del planeta - respondió casi inmediatamente Kapilananda, parándose de su asiento-.
Con mucho respeto amigos, quiero compartir mis reflexiones. No voy a hablar representando a mi país, plantearé mis dudas personales, pero eso sí, utilizaré básicamente la información que me proporciona haber nacido donde nací.
Si India progresase como nos plantea el orden actual, el mundo tendría que reaccionar muy rápido a nuestras demandas. Los indios somos en cantidad un poco menos que los chinos pero en pocos años los pasaremos. India es un país pobre, que viene creciendo también a un ritmo acelerado. Sin embargo, aun no tenemos muchos edificios magníficos como los que se pueden fotografiar hoy en las ahora grandes y modernas ciudades chinas.
continuará...

China tiene muchas expectativas con el orden actual


Quiero decir que, si bien entiendo que estamos aquí para hablar de el mundo, va a ser difícil que entiendan mi posición si no les hablo primero desde mi condición de chino - dijo Akeon -.

Nosotros representamos el 20% de la población mundial. Somos mil trescientos treinta millones chinos. Y desde hace unas décadas nos hemos metido en este modelo de desarrollo y nos va bien. Esto significa que hemos encontrado la ruta para que nuestra población salga de la miseria. Hoy por hoy somos la gran fábrica del mundo. Y gracias a ello, nuestro país ha dado cambios gigantescos y el bienestar de nuestra población es mayor.

Ya somos una potencia mundial y estamos camino a ser la potencia mundial. Es decir, la mayor economía del mundo y con ello, años después seremos, sin duda, la potencia mundial en todos los campos. Veo difícil salir del esquema con el que nos está yendo tan bien.

lunes, 12 de enero de 2009

No estamos hablando de los Estados Unidos

Por favor, creo que es bueno recordar que no estamos hablando de los Estados Unidos y que tampoco estamos aquí representando a nuestros países. Estamos aquí en calidad de ciudadanos del mundo para hablar del mundo - dijo el más anciano del grupo, aquel que cedió la conducción de la reunión a la peruana -.
Por eso te ruego Bill, tratar de controlar los sobresaltos. Ya nos quedó claro que estás en contra de la postura expresada por los otros, ya nos quedó claro que desde tu experiencia de vida, desde tu nacionalidad estadounidense, ves extremadamente complicado que podamos cambiar el orden mundial de manera radical.
Ya entendimos que crees imposible parar, todo lo que haya que parar y el tiempo que sea necesario, el funcionamiento del mundo tal cual hoy está funcionando. Pararlo hasta que los seres humanos sepamos administrar mejor los recursos del planeta. Tú crees que eso es iluso, pero, como ves hay otras opiniones que creen que no sólo es posible, que no sólo es necesario, sino que es lo único posible en estos momentos.
Yo te pido Bill, que dejes que otros hablen, es probable que otras personas aquí tengan reflexiones similares a las tuyas. Tu posición ha quedado muy clara.

viernes, 9 de enero de 2009

¡Estados Unidos no puede parar!


¡Qué carajos Muhhamad! ¿qué hablas? !Estados Unidos no puede parar! El mundo está en constante evolución y los seres humanos siempre hemos sido capaces de crear soluciones a nuestros problemas. Si algo nos distingue de los simios es nuestra capacidad de innovación. Y es esta capacidad de innovación del hombre la que hará frente a los problemas actuales. El mundo hoy es mejor que el mundo de hace 100 años, la vida de cualquier persona en el mundo es hoy mejor que la vida de cualquier persona que vivió en la tierra hace 100 años. ¡Por favor! Está parece una discusión de los años 60 y ustedes se están poniendo a hablar como adolescentes hippies. Señores, señoras, Muhhamad, seamos más serios. El ser humano ha construido una forma de vida y una manera de progresar que hace que todos en el planeta podamos vivir cada vez mejor en cada año que sigue - dijo William, bastante exaltado, ante la mirada de los presentes, sorprendidos que el norteamericano pierda la calma y el casi desdén con los que había participado durante toda la reunión-.

jueves, 8 de enero de 2009

Va a ser difícil, pero es lo que hay que hacer


Detrás de este silencio largo de la sala ante tus palabras Bill, están nuestros propios temores ante un cambio de vida que no sólo es necesario sino inevitable - dijo Muhammad, el bangladeshi -.
Pero antes de hablar de ello, te quiero llamar la atención. Hemos sido convocados para opinar, no para callar. Y debemos ser tolerantes a todas las opiniones. Tú tienes derecho a reaccionar ante un comentario como el de María, la peruana, pero creo que no es bueno pretender descalificar un comentario sin pedir que sea desarrollado al máximo para ver su coherencia o incoherencia.
Te pido William, les pido a todos, que resistamos ante la perturbación que un comentario puede originar y no reaccionemos negándonos a la posibilidad de analizarlo. Hemos sido convocados para pensar con libertad. Sólo así, podremos decidir luego qué será lo mejor.
Y podrá sorprenderte Bill, pero yo estoy con María.
Existen ya demasiadas señales que nos dicen que si nosotros nos planteamos seguir el orden actual de las cosas vamos a acabar mal. Por un lado, pronto se van a exacerbar los conflictos por la propiedad o el uso de recursos escasos. Y es probable que sean las cosas más básicas las que se vuelvan escasas: el agua, la energía, el petróleo, el alimento, y hasta la propia tierra y el propio aire podrían convertirse en bienes escasos. Señores, si seguimos actuando como estamos actuando, fomentando el crecimiento del consumo sin responsabilidad alguna, vamos agotar los recursos prontamente y, es claro a estas alturas, que la capacidad de la naturaleza de renovarse, de reconstituirse, no avanza a la velocidad que los seres humanos tenemos de depredarla.


Continuará...