sábado, 28 de agosto de 2010

¿De cuántas cosas solemos hablar?

Reflexiono en los últimos tiempos sobre las cosas de las que hablamos los peruanos cuando nos presentamos por primera vez, tenemos reuniones con nuestros colegas o nos encontramos con amigos que ya conocemos.
¿Cuál es nuestra aproximación con el otro? ¿De dónde parte? ¿Desde cuál de nuestros roles asumimos una conversación? ¿Desde cuál de las esferas de nuestra vida?
Cuando se reunen dos mujeres que se conocen ¿de qué hablan? cuando nos reunimos un grupo de hombres ¿de qué hablamos? ¿de qué hablan los homosexuales cuando se juntan? ¿de qué una mujer y un hombre que recién se conocen?
Mi sospecha es que los peruanos tenemos pocas variantes temáticas. La mayoría de ellas relacionadas con factores externos a nosotros o con aspectos ligados al chisme o a nuestra situación sentimental.
Poco se habla con profundidad, preferimos quedarnos en la superficie, nos da flojera cavar, urgar en uno o en el otro.
Poco también hablamos de los aspectos ligados a lo laboral o empresarial. De ese tema, del tema del billete no hablamos. Es tabú, como antes lo era hablar de sexo.

1 comentario:

ángel de luz dijo...

tienes mucha razón....de dinero o de cómo manejamos nuestros ingresos o qué negocio poner no hablamos..todo es chisme, estados sentimentales y otros...efectivamente....yo estoy trabajando en ese aspecto y me estoy dando con gratas e ingratas sorpresas...!..creo que ando perdiendo amig@s jejeje...saludos totales para ti...!